domingo, 30 de octubre de 2011

Qué hacer para ganarme la Confianza de mi Agapornis

A todos los amantes de los agapornis nos gusta que nuestra ave se sienta a gusto con nosotros. Que confíe en nosotros, se deje acariciar y tenga una buena calidad de vida, lo cual lleva implícito, que le podamos soltar libremente por casa. Sin embargo, esta confianza nos la tenemos que ir ganando poco a poco. Para ello os daré una serie de consejos.

Lo primero, deciros que no soltéis vuestro agapornis antes de haber creado un buen vínculo de confianza. Antes de que como mínimo se deje acariciar por vosotros y se suba por su propia iniciativa a vuestro dedo. Si le sacáis antes de tiempo, no podréis meterlo de nuevo sin cogerle por sorpresa o "a la fuerza", con lo que se volverá asustadizo y desconfiado hacia vosotros y su entorno. Eso es todo lo contrario de lo que queremos.

También tened en cuenta que cada pájaro es un mundo, y el tiempo que necesite para psar de un paso a otro de los que os voy a ir exponiendo, varía enormemente de un individuo a otro.

  • Los primeros días, es conveniente que no os acerquéis a la jaula más que para lo necesario, que sería para cambiar el agua y reponerle la comida. Si podéis ponerle comederos que se puedan manipular desde fuera para no tener que meter la mano dentro de la jaula para rellenarlos, mejor. Así fomentaréis en él un sentimiento de que la jaula es segura.
  • Al principio no metáis la mano para intentar tocarle ni para cogerle.
    El veros por la habitación, haciendo vuestras cosas, hablando en un tono amable y a un volumen adecuado (nunca gritando) para que se acostumbre a vuestra voz, sin acercaros a él, sentándoos por allí en un sitio poco a poco más próximo a él, le irá dando confianza.
    Señal de que está relajado es que estando vosotros por allí, él sigue a lo suyo, comiendo, bebiendo, jugando, acicalándose, etc

  • Cuando le vayáis viendo más confiado, tomad algo de comida que le guste (al mío le encanta la manzana y la pera, pero hay muchas cosas), y pónedselo entre los barrotes de la jaula, mientras os quedáis sentados delante.

  • Unos días más tarde probad ponerle la golosina en el mismo sitio pero sin quitar la mano, sujetándola. Cuando la coma de vuestra mano ya podéis abrir la puerta de la jaula y dársela directamente desde ahí para que vea que la mano no es peligrosa aunque no haya barrotes por medio.

  • Seguramente a los pocos días ya se os subirá por sí sólo a la mano para comer, pero es importante que tengáis paciencia, y dejéis que él tome la iniciativa, pues un gesto inesperado, un susto, y vuestro trabajo echado por tierra.

  • Cuando ya coma en vuestra mano, podéis intentar acariciarle la nuca (les encanta). Tened mucho cuidado de no asustarle evitando cualquier movimiento brusco.

  • Cuando ya se acerque a vuestra mano solo con meterla en la jaula, podéis empezar a enseñarle a subirse al dedo (para eso sólo hay que acercárselo al pecho y veréis que, si tiene confianza suficiente, automáticamente se os sube). Una vez conseguido esto, es cuando podéis empezar a sacarlo de la jaula abriéndole la puerta y llamándole con su golosina preferida. No le obliguéis a salir: es normal que tenga miedo al principio. Dejad que él solo vaya explorando y cogiendo la confianza que necesita.
    Una vez fuera, podéis enseñarle a subirse al hombro desde el dedo: les encanta pasearse por la casa subidos en el hombro. Eso sí, mucho ojo con las ventanas y los fuegos de las cocinas!!!

Entradas relacionadas:
Cómo Cuidar a un Agaporni
Cómo saber si mi agapornis es macho o hembra
¿Por qué mis agapornis rompen los huevos?

5 comentarios:

  1. Mi agaporni se pone nervioso cuando no esta junto ami tiene un mes y me tiene encantada se puede pasar horas bajo mi barmilla y cuando intento meterlo en l fauna box empieza otra vez a piar sin cesar y no consigo desengancharlo de mi mano....y si lo hago y le dejo dentro, va como los lomos de un lado a otro abriendo las alas y estaridando el cuello....no se si sera bueno o malo pero me tiene enganchada jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es muy normal en el caso de los papilleros: ¡para él eres su mamá! Cuando vaya creciendo tendrás q ir aportándole juguetes interactivos (juguetes rellenos de comida, para que se entretenga), y así evitar que se aburra y lo pase mal en tu ausencia.
      ¡A disfrutarlo!

      Eliminar
  2. hola! Quería pedir consejo acerca de mi agaporni. Antes ha estado en otra casa, es papillero y tiene 4 años. Yo lo tengo desde hace dos semanas. Si le abro la puerta de la jaula sale sin problema, se me pone en el hombro y la cabeza, me da besitos y anda por casa como si fuera suya. El problema está en que tiene miedo a las manos. No se sube a las manos y mucho menos se deja acariciar. Había pensado en seguir las recomendaciones de este artículo. Le suelo dar panizo a través de los barrotes y me lo acepta, pero lo complicado es pasar al siguiente paso. El pajaro es muy inquieto y siempre esta esperando a que le abra la puerta para salir. Asi que, cuando le introduzco la mano con comida en la jaula pasa de mi. ¿Que puedo hacer para que le pierda el miedo a mis manos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Zoraida;

      Si es tan inquieto vas a necesitar un poco más de tiempo y paciencia. Además, ten en cuenta que lleva poco tiempo contigo y en su nuevo ambiente.

      Yo probaría aprovechar cuando más hambre tiene para darle comida de la mano: por ejemplo, antes de rellenarle su comedero.
      Deja que te vaya conociendo, que se acostumbre a tu cercanía también cuando está en la jaula, y que vea que tus manos no son un peligro, sino que traen cosas buenas. Con tranquilidad y constancia verás que lo consigues.

      Suerte y un saludo.

      Eliminar
  3. Mi agapornis es transparente jejejejejej

    ResponderEliminar